Categoría: Reviews

Test de elasticidad del TPE de Doll Forever Bella

Mucho se ha hablado del TPE ultrasuave y blandito que utiliza Doll Forever para sus muñecas. Para quien no lo sepa, TPE son las siglas de “elastómero termoplástico“, el material del que están hechas las sex dolls más populares en la actualidad.

Pues bien, yo había leído lo agradable y realista que era el material de Doll 4ever, y como ya sabéis, tengo una Doll 4ever Bella de 146cm. Creo que es el cuerpo que tiene más éxito comercial de la compañía. Y efectivamente, es muy, muy blandito, flexible y elástico. Esto tiene una ventaja y un incoveniente:

  • Ventaja: El tacto es muy realista, incluso más que el de una muñeca de silicona, por lo que la experiencia jugando con ella se vuelve muy placentera y excitante.
  • Inconveniente: Puede ser un poquito frágil. Debes ser cuidadoso con la muñeca, tratarla bien y procurar no hacer movimientos demasiado bruscos ni ponerla en posiciones en las que se pueda dañar o darse un golpe. Pero eso no significa que no sea de calidad.

He grabado un vídeo enseñando cómo reaccionan las carnes de Bella al tacto y a los vaivenes. Espero que resulte ilustrativo 🙂

Test de flexibilidad de los pechos de Doll House 168 Molly Plus

¿Te has preguntado alguna vez cómo se siente acariciar y manipular los pechos de una sex doll? ¿Son muy reales? ¿Se sienten como los pechos de una chica de verdad?

En el vídeo de hoy tienes una muestra para que veas cómo reaccionan los pechos de una sex doll (real doll, love doll, como la queráis llamar) al moverlos y tenerlos en tus manos.

La muñeca usada en este vídeo es mi muñeca Molly (Molly Plus de Doll House 168). Está fabricada con TPE (elastómero termoplástico).

Es difícil explicar sensaciones al tacto con palabras, pero podríamos concluir que los pechos de Molly son medianos-pequeños, bastante firmes y duros (a mí me encanta, aunque depende de los gustos), con pezones que se sienten muy reales. Las físicas al moverse y rebotar también son bastante realistas como podréis ver en el vídeo.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el tamaño de sus pechitos, aunque son proporcionales y bien formados, son más pequeños de lo que cabría esperar en una mujer real, porque esta muñeca tiene una altura de 128cm. Teniendo en cuenta ese detalle, la experiencia es muy disfrutable.

Molly se hace querer y desear.

Espero que os guste este pequeño test y review. Aquí tenéis el vídeo: